¿Qué es la Catarata?

¿Qué es la Catarata?

Se conoce como catarata la opacificación parcial o total del cristalino del ojo. El cristalino es un lente intraocular transparente que actúa como el lente de una cámara fotográfica, enfocando las imágenes a medida que estas pasan hasta la parte posterior del ojo donde son recibidas por la retina y transmitidas al cerebro.

Para que el cristalino pueda enfocar sobre un objeto, ya sea de cerca o de lejos, debe tener la propiedad de cambiar su forma, lo que ocurre hasta aproximadamente hasta los 45 años de edad. La pérdida progresiva de esta capacidad determina el desenfoque de la visión cercana como para la lectura, trabajo con PC, etc. y es lo que se conoce como presbicia. Pero a medida que la persona envejece también comienzan a descomponerse las proteínas en el cristalino. En consecuencia, el cristalino se torna opaco y lo que el ojo ve puede aparecer borroso tanto de lejos como de cerca. Esta afección se conoce como catarata.

La catarata adquirida es el tipo más frecuente y es la principal causa de pérdida de visión en los mayores de 55 años. Las cataratas pueden afectar a uno o a los dos ojos. Hay otras variedades como congénitas, de la infancia, por trauma, secundarias a diabetes, etc.

SÍNTOMAS
Los síntomas más comunes son:

  •  Sensibilidad al resplandor
  • Ver halos y destellos alrededor de las luces
  • Dificultad para ver en la noche o con luz tenue
  • Visión nublada, borrosa o difusaVisión doble
  • Visión doble
  • Pérdida de la intensidad de los colores
  • Problemas para ver contornos contra un fondo o la diferencia entre sombras de colores
  • Cambios frecuentes en las prescripciones de anteojos

Para diagnosticar las cataratas, se utiliza un examen oftalmológico estándar y otro con lámpara de hendidura. Rara vez se necesitan otros exámenes, excepto para descartar otras posibles causas de visión deficiente.

TRATAMIENTO
Para una catarata incipiente, el oftalmólogo puede recomendar lo siguiente:


  • Cambio en la prescripción de anteojos de lejos y/o de cerca
  • Mejor iluminación

El único tratamiento definitivo para una catarata es la cirugía, recambiando el cristalino opaco por uno artificial transparente (lente intraocular). Si una catarata no está dificultando la visión, entonces la cirugía no suele ser necesaria. Las cataratas no dañan el ojo, de manera que usted puede someterse a la cirugía cuando usted y el oftalmólogo decidan que es apropiado. La cirugía por lo regular se recomienda cuando usted no puede desempeñar actividades normales como conducir, leer, mirar el computador o pantallas de video, ni siquiera con el uso de gafas.

CUÁNDO CONTACTAR A UN OFTALMÓLOGO
Solicite una cita con el oftalmólogo si experimenta:


  • Disminución en la visión nocturna
  • Problemas con el resplandor de la luz
  • Disminución de la visión

CÓMO PREVENIR
La mejor prevención es controlar las enfermedades que incrementan el riesgo de una catarata. Evitar la exposición a los factores que promueven su formación también puede servir. Por ejemplo, use lentes de sol cuando esté al aire libre para proteger los ojos de los dañinos rayos ultravioleta. Asimismo, si usted fuma, ahora es el momento de dejarlo.